NEWS & BLOG

woman managing her type 2 diabetes

¿Qué puedo hacer para controlar la diabetes tipo 2?

Una vez que se le ha diagnosticado diabetes tipo 2, el tratamiento depende de la gravedad del trastorno, de sus objetivos y de si ha desarrollado alguna complicación. En general, independientemente del tratamiento elegido para la diabetes tipo 2, tendrá que controlar muy de cerca sus niveles de glucosa en sangre.

Puede merecer la pena invertir en un sistema de monitoreo en casa de la glucosa en la sangre para poder llevar un control de sus niveles de azúcar. Al mismo tiempo, es muy recomendable un seguimiento continuo y cuidadoso con un dietista, una enfermera especializada en diabetes y/o un educador en diabetes. El tratamiento y control de la diabetes incluye lo siguiente.

Cambios en el estilo de vida

Para controlar la diabetes tipo 2, son muy recomendables los cambios en el estilo de vida. Esto significa que debe poner en práctica las siguientes sugerencias.

  1. Dieta saludable: Sigue una dieta rica en verduras, frutas, frutos secos, trigo integral y aceite insaturado. Este tipo de dieta puede ayudar a mantener bajos los niveles de azúcar en sangre.
  2. Lee las etiquetas: Aprende a leer las etiquetas y evita los alimentos con alto contenido en azúcar y grasas saturadas.
  3. Hábitos alimenticios:  Coma a intervalos regulares y solo hasta que esté lleno. Para ayudar a controlar la diabetes de esta manera, utilice un plato más pequeño.
  4. Bebidas azucaradas:  Evite tomar bebidas de cola, ya que contienen altos niveles de azúcar y calorías basura, junto con otras bebidas azucaradas.
  5. Coma más pescado: En lugar de carne, coma más marisco.
  6. Bebe más agua: Beber agua es bueno para tu cuerpo. También puede ayudarte a sentirte más lleno y con menos hambre.
  7. Evita las comidas rápidas: Evite las comidas rápidas y los alimentos procesados, ya que pueden contener cantidades poco saludables de carbohidratos y grasas, y suelen ser ricos en calorías.
  8. Controle su consumo de calorías:  Asegúresede no comer más de 2.000 calorías al día si es hombre y 1.800 calorías si es mujer.
  9. Evite el exceso de sal: El exceso de sal en su dieta puede empeorar su presión arterial. Las recomendaciones actuales son no consumir más de 2.300 mg. de sal al día si se es menor de 50 años, pero disminuye a 1.500 mg. de sal al día cuando se es mayor de 50 años.
  10. Evite el alcohol: Aunque algunos expertos recomiendan un vaso de vino al día para reducir los niveles de colesterol, un exceso de vino puede dañar el hígado. En cambio, los pequeños beneficios del vino pueden obtenerse fácilmente caminando 30 minutos más cada día.
  11. Planifique un menú:  Consulte a un dietista para que le ayude a elaborar un plan de menú adecuado para usted.

Aumentar la actividad física

  1. Si quiere reducir su nivel de azúcar en sangre, evitar el uso de medicamentos y empezar a controlar la diabetes, una de las mejores maneras es empezar a realizar algún tipo de actividad física. Cualquier actividad física es mejor que ninguna.
  2. Sea cual sea el ejercicio que elija, debe realizarlo con regularidad o al menos 4 o 5 veces por semana.
  3. Los ejercicios que pueden reducir el nivel de azúcar en la sangre incluyen caminar, nadar, montar en bicicleta, correr, hacer ejercicios aeróbicos, entrenamiento con pesas y el uso de máquinas de ejercicios. Todos estos ejercicios son igualmente eficaces para reducir el azúcar en sangre y el peso. Elija un ejercicio que le guste para continuar con él.
  4. Si está empezando, caminar es el mejor ejercicio. Un breve paseo de 45-60 minutos al día puede ayudar a quemar 300 calorías diarias. Caminar es seguro, es gratis, permite disfrutar de la naturaleza y puede hacerse en cualquier momento del día.
  5. Si nunca ha hecho ejercicio, consulte a su médico para determinar si está en condiciones de hacer ejercicio y qué tipo de ejercicio es seguro para usted.

Medicamentos

La mayoría de los diabéticos o prediabéticos recién diagnosticados comienzan con cambios en su estilo de vida. Si los cambios en el estilo de vida no son suficientes para reducir el nivel de azúcar en la sangre, es posible que necesite la ayuda de medicamentos recetados. Hay más de una docena de medicamentos, incluida la insulina, que pueden utilizarse para reducir la glucemia.

Su médico puede determinar cuál es el mejor medicamento para usted y durante cuánto tiempo debe tomarlo.  En algunos casos, puede necesitar dos medicamentos para la diabetes o una combinación de medicamentos orales con insulina. La mayoría de estos medicamentos existen desde hace varias décadas y son relativamente seguros. Además, el coste de la medicación está cubierto por la mayoría de las aseguradoras, incluida Medicare.

Otros medicamentos

La mayoría de las personas con Diabetes Tip 2 también tienen la tensión arterial alta y niveles elevados de colesterol. Una vez más, su profesional de la salud puede controlar estas condiciones con medicamentos y/o un cambio en la dieta.

Cirugía de pérdida de peso

Actualmente, una opción para los diabéticos obesos es la cirugía de pérdida de peso. Existen pruebas fehacientes de que la reducción de peso mediante cirugía no solo puede curar o facilitar el control de la diabetes, sino que también puede reducir la tensión arterial, aliviar la presión sobre las articulaciones y mejorar la calidad de vida.

Hay varios tipos de procedimientos de pérdida de peso, y todos ellos le ayudan a perder peso restringiendo la cantidad de alimentos que puede comer. Pero la cirugía de pérdida de peso es solo una parte del plan de tratamiento general. Todavía tiene que hacer cambios drásticos en su estilo de vida para asegurarse de que no recuperará el peso. El cirujano puede determinar el tipo de cirugía que necesita.

En general, las aseguradoras y Medicare pagarán la cirugía de pérdida de peso si usted cumple los criterios. Los diabéticos de tipo 2 con un índice de masa corporal de 35 o más son elegibles para estos procedimientos. Después de la cirugía, necesitará un seguimiento a largo plazo con un profesional de la salud para asegurarse de que no está desarrollando ninguna deficiencia nutricional u osteoporosis.

Conclusión

La diabetes tipo 2 puede controlarse modificando el estilo de vida e incorporando el ejercicio físico. Sin embargo, si éstos fallan, es posible que necesite medicamentos, incluida la insulina. Al mismo tiempo, hay que vigilar de cerca los niveles de azúcar en sangre.

La diabetes es una enfermedad grave y no debe tomarse a la ligera. En poco tiempo, puede dar lugar a complicaciones devastadoras que pueden afectar a su calidad de vida. El mejor consejo es hacer un seguimiento estrecho con un profesional de la salud y/o una enfermera para diabéticos.

CanoHealth se dedica a cuidar de las personas, sobre todo de las mayores, con programas de bienestar y atención preventiva.  La misión del equipo de atención de CanoHealth es: «Mejorar la salud de los pacientes mediante la prestación de un servicio médico de atención primaria superior, al tiempo que se forja un vínculo de por vida con nuestros miembros.»  Llámelos hoy al 1.855.226.6633 y deje que marquen una diferencia positiva en su vida y en la calidad de su atención médica.

Cano Health news delivered to your inbox

Connect with us through our newsletter to get helpful health-related tips and information.

Cano Health















© Cano Health

UPDATES ON COVID-19
This is default text for notification bar