NEWS & BLOG

Structural heart disease concept image

¿Cuáles son los signos de las enfermedades cardíacas?

Cerca de 31 millones de estadounidenses padecen enfermedades cardíacas y cada año mueren más de 650.000 personas a causa de ellas. Las enfermedades cardíacas suelen describir una amplia gama de trastornos que pueden incluir lo siguiente:

  • Una enfermedad de los vasos sanguíneos (un ejemplo sería la enfermedad de las arterias coronarias); son los pequeños vasos que suministran oxígeno al corazón.
  • Problemas de ritmo (también conocidos como arritmias).
  • Enfermedades estructurales del corazón (normalmente se nace con estos defectos, y varían en gravedad).
  • Enfermedad cardíaca valvular
  • Infección del corazón
  • Enfermedad del músculo cardíaco

Cada uno de estos trastornos cardíacos puede presentar signos y síntomas únicos. La buena noticia es que, en su mayor parte, las cardiopatías del adulto pueden prevenirse mediante cambios en el estilo de vida.

Explique cómo se relacionan la hipertensión, las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares

No hay duda de que la hipertensión, las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares están relacionados.  Existen pruebas significativas que ponen de manifiesto los factores de riesgo.  La hipertensión es sólo otro nombre para la presión arterial alta.  La hipertensión ejerce presión sobre las arterias y aumenta su riesgo de rotura.

Si una arteria del cerebro, por ejemplo, se rompe provocando una ruptura o división de células, el resultado puede ser un accidente cardiovascular hemorrágico.  La hipertensión es un factor clave en las enfermedades del corazón.  La enfermedad cardíaca se produce cuando el corazón no puede funcionar correctamente debido a cualquier problema que afecte al músculo cardíaco para bombear la sangre a través de las arterias al resto del cuerpo.

Signos y síntomas

¿Cuáles son los signos de las enfermedades cardíacas?  ¿Cuáles son los síntomas?  ¿Cómo puede saber si tiene una cardiopatía? Los signos y síntomas dependen del tipo de cardiopatía, y pueden ser los siguientes.

La enfermedad de las arterias coronarias

Las arterias coronarias son vasos sanguíneos muy pequeños incrustados en el corazón y desempeñan un papel vital en el transporte de oxígeno y nutrientes a los músculos. Si las arterias coronarias se estrechan o se bloquean, los músculos empiezan a morir. La razón más común por la que las arterias coronarias se obstruyen es la aterosclerosis o la acumulación de placas de grasa. Esto puede dar lugar a los siguientes síntomas:

  • En general, los hombres presentarán un dolor intenso en el pecho (angina de pecho) y las mujeres presentarán una molestia vaga en el pecho. Sin embargo, los individuos son diferentes y también lo son sus síntomas.
  • Algunos describen la sensación como una presión en el pecho o una compresión en el pecho.
  • Dificultad para respirar y/o jadeo.
  • Sudoración excesiva.
  • Debilidad y fatiga.
  • Dolor o entumecimiento que puede irradiarse del pecho al cuello y al brazo izquierdo.
  • Piel fría y húmeda.

La enfermedad de las arterias coronarias es una emergencia médica y si alguna vez desarrolla los síntomas anteriores, llame al 911 lo antes posible. El tratamiento temprano puede salvarle la vida.

Arritmias cardíacas

Algunas personas pueden desarrollar ritmos cardíacos anormales en los que el corazón puede latir de forma irregular, demasiado lento o demasiado rápido. Las arritmias cardíacas pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Sensación de aleteo en el pecho
  • Palpitaciones o latidos acelerados
  • Malestar en el pecho
  • Ansiedad, aprensión
  • Sensación de que algo malo va a ocurrir
  • Miedo
  • Desmayos
  • Mareos, aturdimiento
  • Exceso de sudoración

Siempre que tenga los síntomas anteriores, debe buscar ayuda médica urgente. Las arritmias cardíacas pueden ser muy graves y a menudo requieren un tratamiento inmediato.

Cardiopatía estructural

La mayoría de las cardiopatías estructurales se adquieren al nacer. Estos defectos varían en gravedad y pueden presentarse con los siguientes síntomas:

  • Coloración azulada de la piel y los labios (cianosis)
  • Malos hábitos de alimentación
  • Irritabilidad
  • Dificultades para respirar o jadear
  • Falta de aliento
  • Abdomen distendido
  • Falta de crecimiento
  • Hinchazón alrededor de la cara

Los defectos cardíacos estructurales más graves suelen diagnosticarse al nacer, pero los más leves pueden no diagnosticarse hasta el final de la adolescencia o incluso la edad adulta. Los defectos cardíacos estructurales leves pueden presentar los siguientes síntomas:

  • No hay resistencia al ejercicio
  • Falta de aliento con la actividad física
  • Fatiga
  • Extremidades frías
  • Presión arterial alta, dolores de cabeza
  • Palpitaciones

La mayoría de las cardiopatías estructurales necesitan tratamiento. Las que se detectan pronto, en la infancia, suelen repararse antes del primer año de vida. Cuando se detectan en la edad adulta, también requieren tratamiento.

Enfermedades del corazón que afectan al músculo

Las cardiopatías que afectan al músculo se denominan miocardiopatías. Hay varios tipos de miocardiopatías. En la fase inicial, no suelen causar síntomas, pero a medida que la enfermedad avanza, pueden ser evidentes los siguientes síntomas:

  • Molestias en el pecho
  • Hinchazón de las piernas
  • Dificultad para respirar
  • Fatiga
  • Falta de aire al acostarse
  • Latidos irregulares, palpitaciones
  • Aturdimiento, mareos o desmayos

Las miocardiopatías requieren tratamiento cuando se diagnostican; cuanto antes se diagnostique, mejores serán los resultados.

Infecciones cardíacas

A veces, el revestimiento del músculo cardíaco o las válvulas pueden infectarse. Conocidas como miocarditis y endocarditis, estas afecciones pueden afectar a personas de todas las edades. Pueden presentarse con los siguientes síntomas:

  • Fiebre
  • Dificultad para respirar
  • Debilidad, fatiga
  • Palpitaciones
  • Hinchazón de las piernas
  • Mareos
  • Ritmos cardíacos anormales
  • Tos seca
  • Decoloración de la piel o de las uñas

La infección de las válvulas del músculo cardíaco suele ser muy grave y exige atención médica urgente. El tratamiento puede variar desde los antibióticos hasta la cirugía.

Cardiopatía valvular

El corazón tiene cuatro válvulas; éstas regulan el flujo sanguíneo a través del corazón y evitan el retroceso. Sin embargo, las válvulas pueden no funcionar por diversos motivos, como una infección, un traumatismo, defectos de nacimiento o simplemente el desgaste.

Las válvulas pueden tener fugas y provocar un retroceso o estrecharse e impedir el avance de la sangre. Los síntomas de la cardiopatía valvular dependen de la válvula afectada, pero en general pueden aparecer los siguientes síntomas:

  • Fatiga
  • Hinchazón de las piernas
  • Malestar en el pecho
  • Palpitaciones
  • Falta de aire
  • Distensión del abdomen por acumulación de líquido
  • Dificultad para respirar al acostarse
  • Falta de resistencia al ejercicio
  • Latidos irregulares del corazón
  • Desmayos

Cuando las válvulas están afectadas, es importante buscar tratamiento porque, en la mayoría de los casos, el daño es progresivo. Cuanto antes se sustituya o repare la válvula cardíaca, mejor será el resultado.

Relación entre la hipertensión y el accidente cardiovascular

La hipertensión significa simplemente que el individuo tiene la presión arterial alta. En las personas que desarrollan hipertensión, los vasos sanguíneos han perdido su elasticidad y se vuelven rígidos/duros. Cuando los vasos sanguíneos son rígidos y estrechos, el corazón tiene que esforzarse más para bombear la sangre a través del cuerpo y, en consecuencia, la persona desarrolla una presión arterial alta.

Al principio, la hipertensión no presenta síntomas, pero si no se trata, puede tener consecuencias devastadoras.  Las razones son las siguientes.

  1. Dado que el corazón tiene que trabajar mucho más para empujar la sangre contra los vasos sanguíneos rígidos, el músculo crecerá y necesitará más oxígeno. Pero los músculos del corazón también empezarán a comprimir las pequeñas arterias que suministran oxígeno al corazón y, finalmente, los vasos sanguíneos se cerrarán por completo y el corazón fallará.
  2. Del mismo modo, la constante presión arterial alta empuja la sangre hacia el cerebro, donde los pequeños vasos sólo sirven para bajar la presión. Esto puede dar lugar a la ruptura de los vasos sanguíneos, dando lugar a un accidente cerebrovascular.
  3. La presión arterial alta constante también puede cambiar la estructura de los pequeños vasos del cerebro, haciendo que se vuelvan estrechos y rígidos, y finalmente, el cerebro puede no recibir suficiente oxígeno o nutrientes.

Dos tipos de accidentes cardiovasculares

  1. Isquémico, que se produce cuando los vasos sanguíneos del cerebro se estrechan u obstruyen; y
  2. Hemorrágica, en la que el vaso sanguíneo del cerebro se rompe como un globo y provoca un accidente cardiovascular.

En general, los accidentes cerebrovasculares isquémicos representan el 90% de todos los accidentes cerebrovasculares y suelen ocurrir en personas mayores. Los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos pueden producirse tanto en personas jóvenes como en personas mayores. En ambos tipos de accidente cardiovascular, la hipertensión arterial es un factor de riesgo. La hipertensión es responsable de alrededor del 50% de los accidentes cerebrovasculares isquémicos y de más del 70% de los hemorrágicos.

Prevención de la hipertensión y los accidentes cerebrovasculares

Puede producirse un accidente cardiovascular si no se trata adecuadamente la hipertensión arterial. La mayoría de los accidentes cardiovasculares pueden prevenirse haciendo lo siguiente:

  • Cumpla con su(s) medicación(es) para la tensión arterial.
  • Controle su presión arterial en casa y acuda al médico si supera los 140/90.
  • No fume.
  • No beba alcohol.
  • Reduzca su peso corporal si tiene sobrepeso. Al disminuir el peso corporal, también se reducen las tensiones y exigencias del corazón y se reduce la presión arterial.
  • Lleve una dieta saludable compuesta por verduras, frutas, frutos secos, trigo integral, menos carne, más pescado y utilice grasas insaturadas.
  • Haga ejercicio con regularidad porque no sólo puede reducir su peso corporal, sino que también puede disminuir los niveles de colesterol y reducir la presión arterial alta.
  • Haga un seguimiento estrecho con un profesional de la salud.

Las medidas de prevención mencionadas pueden reducir significativamente el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, hipertensión arterial y accidente cardiovascular. Y lo que es más importante, su calidad de vida mejorará mucho.  cuenta con varios especialistas cardiovasculares en su plantilla, que están dispuestos a ayudarle a evaluar las necesidades de su corazón.  Además, tendrá a su disposición muchos servicios de atención proactiva y preventiva.  Llame hoy mismo al 855.447.6059 para obtener más información.

Cano Health news delivered to your inbox

Connect with us through our newsletter to get helpful health-related tips and information.

Cano Health















© Cano Health

UPDATES ON COVID-19
This is default text for notification bar